fondo

Masca


Masca es una de las partes más pintorescas de la isla y está situada en el noroeste, al pie de los Montes de Teno. Posiblemente sea algo complicado llegar a esta hermosa villa, pero el viaje merece mucho la pena, ya que le llevará a través de unos profundos barrancos repletos de una frondosa flora y serpenteantes carreteras de cerradas curvas. El paisaje del trayecto es sobrecogedor y, una vez llegue a Masca, la belleza natural de este asombroso pueblo le dejará sin aliento.

Hasta hace bien poco era virtualmente desconocido pero hoy en día se ha convertido en un centro de atracción para los turistas que visitan la isla. El ambiente del pueblo es mágico y sus casas cuelgan casi de un hilo en las estrechas crestas de sus espectaculares formaciones rocosas. Es, sin duda, un sueño para cualquier fotógrafo.

Famosa por haber sido una guarida de piratas, la pequeña Bahía de Masca se encuentra a unas tres horas a pie partiendo del pueblo, atravesando un increíble paisaje. Ha de recordar que, una vez baje hasta Masca, tendrá que volver caminando (lo que requiere más tiempo y una muy buena forma física) o tomar nuestro barco desde la costa hasta Los Gigantes.